Martes, 04 de enero de 2011
Publicado por ozono21 @ 21:37  | VITAL AIRE & AGUA
Comentarios (0)  | Enviar

La capa de ozono ha mejorado en los ?ltimos a?os, pero el cambio clim?tico podr?a alterar esta tendencia en el futuro. As? lo se?ala un reciente informe que destaca la relaci?n entre ambos. Sus responsables, un equipo de m?s de 300 cient?ficos, se?alan los buenos resultados de las medidas internacionales para eliminar los gases que afectan a esta capa, pero no hay margen para relajarse. Muchas de las emisiones implicadas en el cambio clim?tico afectan tambi?n al mal llamado agujero de ozono (en realidad es un adelgazamiento en determinadas ?pocas del a?o). Los h?bitos de los consumidores son esenciales para combatir estos dos problemas globales que afectan al medio ambiente y a la salud de millones de personas.

Fuente: consumer ?(23 / 09 / 2010)

?Por ALEX FERN?NDEZ MUERZA

La capa de ozono se recupera

El ozono estratosf?rico? recuperar? hacia 2050 los niveles que ten?a en los a?os ochenta del siglo XX, gracias a los esfuerzos internacionales de conservaci?n. As? lo se?ala el informe "Evaluaci?n cient?fica del agotamiento de la capa de ozono 2010", de la Organizaci?n Meteorol?gica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en el que han participado m?s de 300 cient?ficos.

?La disminuci?n de este filtro gaseoso, presente en la estratosfera a unos 25 kil?metros de altura, acarrea un mayor paso de la radiaci?n ultravioleta solar, cuyas consecuencias para el medio ambiente y la salud son muy negativas.

El trabajo se?ala la estrecha relaci?n de este problema y el cambio clim?tico: muchas de las sustancias que reducen la capa de ozono son potentes gases de efecto invernadero. Por ello, el Protocolo de Montreal de 1987 ha sido muy beneficioso para mitigar ambas cuestiones. Este acuerdo, firmado en la actualidad por m?s de 190 pa?ses de todo el mundo, proh?be el consumo y fabricaci?n de los clorofluorocarbonos? (CFC), unos gases muy utilizados hasta entonces en la industria del fr?o y en los aerosoles de uso cotidiano (desodorantes, lacas, etc.), con un papel fundamental en la destrucci?n del ozono.

Al combatir este problema, se?ala el informe, se ha evitado la emisi?n anual de 80 gigatoneladas de di?xido de carbono (CO2) equivalentes. Por su parte, el cambio clim?tico tendr? una influencia creciente sobre el ozono en las pr?ximas d?cadas. Los cambios en la capa ser?n consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero de larga duraci?n, sobre todo CO2, asociados a actividades humanas.

La reducci?n de estas emisiones ha supuesto tambi?n mejoras directas en la salud p?blica y el medio ambiente. El estudio asegura que si se contin?a hasta 2050 con las obligaciones del Protocolo de Montreal, se evitar?n hasta 20 millones de casos de c?ncer de piel y 130 millones de casos de cataratas oculares, as? como importantes da?os al sistema inmunitario humano, a la fauna y flora silvestres y a la agricultura. Por ello, los responsables del informe reivindican la necesidad de comprender mejor los v?nculos entre ambos para poder combatirlos.

Desaf?os que combatir

El informe del PNUMA y la OMM reconoce que en los ?ltimos diez a?os la mejor?a en la capa de ozono casi no se ha notado a causa de las din?micas atmosf?ricas, pero insiste en que la tendencia es la correcta. Adem?s, la recuperaci?n no se percibe igual en todas partes: el nivel ?ptimo sobre la Ant?rtida y el ?rtico, donde el debilitamiento de la capa es m?s preocupante, se alcanzar? sobre el a?o 2070. En estas zonas, las condiciones meteorol?gicas extremas dificultan la mejor?a y todav?a se registran niveles elevados de radiaci?n ultravioleta durante la primavera, cuando los niveles de ozono son menores.

De la misma manera se posiciona la Agencia Estatal de Meteorolog?a (AEMET), cuyas previsiones? apuntan a un ritmo de recuperaci?n m?s lento del esperado. Seg?n los responsables de esta instituci?n, el mal llamado agujero alcanz? en 2009 una dimensi?n media de 21,7 millones de kil?metros cuadrados, unos tres millones de kil?metros cuadrados menos que el a?o anterior. Su extensi?n m?xima se registr? el 17 de septiembre, con una dimensi?n de 24,1 millones de kil?metros cuadrados, una superficie similar a la de Norteam?rica.

Entre los aspectos negativos, el informe del PNUMA y la OMM se?ala el gran aumento de algunos productos que han sustituido a los CFC y que tambi?n act?an como potentes gases de efecto invernadero. Destaca a los HCFC (hidroclorofluorocarbonos) y el HFC (hidrofluorocarbonos), cuyo efecto en la actualidad es d?bil, pero podr?an convertirse en un grave problema m?s adelante.

La concentraci?n y las emisiones de HFC registran un aumento de un 8% al a?o. El HFC-23, un subproducto de la producci?n de HCFC-22, no da?a la capa de ozono, pero es 14.000 veces m?s potente que el CO2 como gas de efecto invernadero, apostilla el estudio. Por ello, el Protocolo de Kyoto de 1997 obliga a una reducci?n paulatina de este tipo de alternativas.

En Espa?a, seg?n el Laboratorio de Climatolog?a de la Universidad de Alicante, el problema fundamental no es la capa de ozono de la estratosfera, como en la Ant?rtida, sino la acumulaci?n de ozono troposf?rico, m?s pr?ximo a la superficie terrestre, que en determinadas ?pocas del a?o registra valores elevados, sobre todo en verano, y provoca la irritaci?n de las mucosas y los tejidos pulmonares.

Qu? pueden hacer los consumidores

El informe del PNUMA y la OMM subraya que la sensibilizaci?n ciudadana ha contribuido en gran manera al ?xito del Protocolo de Montreal: en 2010, la reducci?n de la emisi?n de sustancias que agotan la capa de ozono, expresada en toneladas de CO2 equivalente fue cinco veces superior (unas diez gigatoneladas por a?o) a la que se hab?a pronosticado en 1997.

Los consumidores pueden contribuir a la recuperaci?n de la capa de ozono al evitar el uso de productos que contengan CFC u otro tipo de sustancias similares que la perjudiquen. Adem?s de los CFC, hay una lista de m?s de cien productos, como los HCFC, halones, bromuro de metilo, tetracloruro de carbono o metilcloroformo, que tambi?n contribuyen a la disminuci?n del ozono estratosf?rico.

Todos los ciudadanos deben ser conscientes de la necesidad de protegerse de los rayos del sol, en especial a partir de mayo y hasta octubre, con cremas protectoras, siempre que se tome el sol en la playa o en el campo y, en cualquier caso, evitar la exposici?n prolongada.

ozono21 ozono21videos?ozono21 Blogs

Videos Medioambiente


Comentarios