S?bado, 05 de diciembre de 2009
Publicado por ozono21 @ 0:22  | VITAL AIRE & AGUA
Comentarios (0)  | Enviar



Según el último informe del Banco Mundial “Little Green Data Book 2009”, las ciudades y sus habitantes son los principales factores que provocan el calentamiento atmosférico, pero al mismo tiempo tienen los mejores medios para reducir la velocidad y el impacto del cambio climático.

Fuente: ISR (28/05/2009)

El informe señala que las ciudades del mundo son un factor determinante del cambio climático, porque la mayor parte de la actividad económica se lleva a cabo en zonas urbanas, lo que se deriva en un incremento del nivel de emisiones de GEI.
Para el año 2050, se estima que el 70% de la población del planeta vivirá en zonas urbanas.

De acuerdo con ello, Carlos Martínez, director general del ISR, afirma que “la ciudad es el ecosistema propio de la especie humana, dándose la paradoja que siendo actualmente el elemento artificial más insostenible, la batalla por la sostenibilidad (incluido el Cambio Climático) se ganará o se perderá en las ciudades”.

El informe, que recopila anualmente datos sobre medio ambiente de más de 200 países, señala también que si se mantienen los patrones actuales de uso de energía, las emisiones de GEI aumentarán considerablemente, ya que, en promedio, las ciudades obtienen alrededor del 72% de la energía que consumen del carbón, el petróleo y el gas natural. Se da la circunstancia de que las ciudades son también las principales consumidoras de energías renovables, pero éstas aún constituyen una pequeña proporción del total de energía que se consume. No obstante, subraya el documento, las personas que viven en centros urbanos más densos a menudo producen, en promedio, de 30% a 50% menos emisiones de GEI que sus vecinos de zonas suburbanas.

Las zonas urbanas por su mayor densidad, destaca también el informe, ofrecen opciones más eficaces en función del coste que las de las zonas rurales para dar acceso a servicios de abastecimiento de agua, saneamiento y gestión de residuos.

Las ciudades compactas tienden a ser más sostenibles que las ciudades en expansión, pues consumen menos energía para el transporte, lo que produce menos emisiones de GEI relacionadas con ese sector; asimismo, pueden prestar servicios a un menor coste y aplicar mayor número de medidas de eficiencia energética.

En el ámbito del transporte, el informe destaca que los países que favorecen el transporte privado consumen más energía por pasajero- kilómetro transportado que los países con elevados niveles de transporte público y no motorizado. A medida que aumenta la densidad, la gente tiende a utilizar más el transporte público, con lo que se reduce el consumo de energía per cápita relacionado con el transporte.

Durante la presentación del informe, Katherine Sierra, vicepresidenta de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, declaró que “Los gobiernos nacionales y municipales de todo el mundo tienen ante sí grandes desafíos, y oportunidades, a la hora de sopesar sus opciones y determinar la combinación de fuentes energéticas para el futuro. No cabe la menor duda de que las políticas públicas pueden aumentar la eficiencia energética y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Y esas decisiones serán de vital importancia, no sólo para las ciudades y los países en cuestión, sino para el bienestar futuro del mundo en general”.

ozono21 ozono21videos ozono21 Blogs

Videos Medioambiente


Tags: ozono21, medioambiente, aire, agua, toxinas, salud

Comentarios