Viernes, 23 de octubre de 2009
Publicado por ozono21 @ 23:44  | VITAL AIRE & AGUA
Comentarios (0)  | Enviar

El agujero en la capa de ozono es responsable de aumento del hielo marino antártico, según sugiere un estudio británico y estadounidense. No obstante, según advierten los científicos, es probable que este efecto disminuya en las próximas décadas, conforme se vaya recuperando la capa de ozono y aumenten las concentraciones de gases de efecto invernadero.

FUENTE | CORDIS: Servicio de Información en I+D Comunitario (28/04/2009)

«Entender cómo responde el hielo marino polar al cambio global -ya sea inducido por el ser humano o como parte de un proceso natural- es realmente importante para hacer pronósticos precisos sobre el futuro climático de la Tierra», comentó el profesor John Tuner del British Antarctic Survey. «Este nuevo estudio nos ayuda a resolver parte del misterio de por qué el hielo marino se está reduciendo en algunas zonas y aumentando en otras.»

Cuando alcance su extensión máxima a finales del invierno austral, el hielo marino antártico cubrirá una superficie de 19 millones de kilómetros cuadrados, que equivale aproximadamente al tamaño de Europa. Asimismo, la extensión del hielo marino viene creciendo en torno a 100 000 kilómetros cuadrados por década desde los años setenta. Esto supone un brusco contraste con la situación en el Ártico, donde el hielo marino ha menguado a un ritmo alarmante en el mismo periodo.

En este estudio reciente, los científicos analizaron imágenes tomadas por satélite y ejecutaron modelos por ordenador para investigar las causas de los cambios en la capa de hielo marino antártico. Sus resultados, publicados en la revista
Geophysical Research Letters, muestran que los cambios en las pautas climatológicas, que son consecuencia del agujero en la capa de ozono, son la causa de la expansión del hielo marino de la región.

En el Océano Antártico suele soplar el viento y, además, a su alrededor suele haber depresiones activas. El agujero de ozono hace que estos vientos sean más fuertes y aumenta la intensidad de las tormentas en la zona del Pacífico Sur del Océano Antártico. Esto a su vez aumenta el flujo de aire frío sobre el Mar de Ross en la Antártida Occidental, lo que da lugar a una mayor formación de hielo en la región.

«Nuestros resultados muestran la complejidad del cambio climático en toda la Tierra», manifestó el profesor Turner. «Aunque cada vez hay más indicios de que la pérdida de hielo marino en el Ártico se debe a la actividad humana, en el Antártico la influencia humana, representada por el agujero en la capa de ozono, ha tenido el efecto contrario y ha aumentado la capa de hielo.»

El agujero de ozono fue descubierto a mediados de los ochenta. Su causa son las sustancias químicas que destruyen el ozono, los llamados clorofluorocarbonos (CFC). Las naciones del mundo reaccionaron con rapidez para firmar y aplicar el Protocolo de Montreal, que prohíbe el uso de CFC. Pese a ello, estas sustancias químicas permanecen en la atmósfera durante décadas y, por tanto, no se espera que la capa de ozono se recupere hasta la segunda mitad de este siglo. Cuando esto ocurra, la velocidad del viento en todo el continente se reducirá y la región ya no estará protegida contra las repercusiones del cambio climático.

«Aunque la capa de ozono en muchos casos sirve de muro de contención contra el aumento de los gases de efecto invernadero en el Antártico, esto no durará, ya que esperamos que los niveles de ozono se recuperen para finales del siglo XXI», indicó el profesor Turner. «Para entonces, es probable que el hielo del Océano Antártico se haya reducido en un tercio.»

ozono21 ozono21videos ozono21 Blogs

Videos Medioambiente


Tags: ozono21, medioambiente, aire, agua, salud

Comentarios