S?bado, 28 de junio de 2008
Publicado por ozono21 @ 22:39  | VITAL AIRE & AGUA
Comentarios (0)  | Enviar


Fuente: Scitech News  (2 de juniode 2008)


El área estacionalmente menguante del hielo marino ártico es cada vez más vulnerable a la radiación solar que recibe en verano, según los resultados de una nueva investigación. Ésta demuestra, entre otras cosas, que un clima extraordinariamente soleado contribuyó al récord de pérdida de hielo alcanzado en el período estival del 2007, mientras que condiciones meteorológicas similares existentes en veranos anteriores no parecen haber tenido impactos semejantes.


El estudio ha sido realizado por científicos del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR, por sus siglas en inglés) y la Universidad Estatal de Colorado, y se basa en observaciones efectuadas mediante instrumentos instalados a bordo de un nuevo grupo de satélites de la NASA.

"En un mundo en calentamiento, el adelgazado hielo marino se vuelve cada vez más sensible a las variaciones multianuales de las condiciones meteorológicas y los patrones de nubosidad", advierte la autora principal del estudio, Jennifer Kay, del NCAR. "Basta un verano extraordinariamente despejado para observar un impacto dramático".

Los hallazgos indican que los rayos solares veraniegos en el Ártico producen una fusión más pronunciada que en el pasado, principalmente porque ahora hay menos hielo para reflejar la radiación solar enviándola de regreso al espacio. Como resultado, la presencia o ausencia de nubes actualmente tiene efectos más grandes en la pérdida de hielo en el mar.

La pérdida de hielo del Mar Ártico en el verano del 2007 batió un récord, cuando su extensión se encogió hasta alcanzar unos 4,1 millones de kilómetros cuadrados en septiembre. Eso representa un 43 por ciento menos de la cubierta de hielo existente en 1979, el año en el que comenzaron las observaciones precisas y continuadas desde satélites.

Examinando tales datos recolectados por satélites, Kay y sus colegas encontraron que la cubierta nubosa total durante el período estival en el Ártico Occidental fue un 16 por ciento menor en el 2007 que el año anterior. Un fuerte sistema de altas presiones al norte de Alaska mantuvo los cielos relativamente claros. Durante un período veraniego de tres meses, la radiación solar adicional fue suficiente para derretir aproximadamente 30 centímetros del hielo superficial. Sobre el agua al descubierto aumentó la temperatura de superficie en 2,4 grados Celsius. Las aguas calentadas pueden contribuir a la pérdida del hielo fundiéndolo por debajo, con lo cual lo adelgazan y lo hacen más susceptible al derretimiento en futuros episodios.

La investigación sugiere que el calentamiento solar en el verano afectara al hielo ártico cada vez más. A medida que el hielo se retrae, la radiación solar incidente dispara un efecto en espiral: las nuevas aguas oceánicas expuestas, con mucho menor albedo que el hielo, ocupando el lugar que antes tenía éste, absorben más radiación solar en lugar de reflejarla, lo que calienta más el agua y derrite más hielo, lo que a su vez lleva a más espacios descubiertos y ocupados por agua, y, en un círculo vicioso, provoca una mayor absorción de la radiación y por ende más calentamiento.

ozono21 ozono21videos ozono21diccionario
 
ozono21 Blogs

Tags: ozono21, medioambiente

Comentarios