Domingo, 28 de octubre de 2007
Publicado por ozono21 @ 23:33  | VITAL AIRE & AGUA
Comentarios (0)  | Enviar
Fuente: madrimasd.org
Autor: Araceli Acosta

La capacidad de carga del planeta es un t?rmino que se acu?? a finales de los a?os 60 para definir el l?mite de un ecosistema natural para absorber impactos o soportar un determinado uso.

De ella se deriva un indicador de car?cter global, la llamada ?huella ecol?gica?, esto es, el territorio necesario para producir los recursos que el hombre necesita y para asimilar los residuos que genera.

Y las hect?reas necesarias para mantener a un solo espa?ol ascienden ya a 6,40, superando la media de la Uni?n Europea, que es de 4,7 hect?reas por persona.

FUENTE | ABC Peri?dico Electr?nico S.A. (23 / 10 / 2007)

Estos n?meros no dejar?an de ser precisamente eso si no fuera
porque la ?biocapacidad? (la capacidad de carga) de nuestro territorio para abastecernos y para ?absorber? nuestros residuos es s?lo de 2,43 hect?reas por persona.

Por tanto, estamos superando en un 260 por ciento el nivel considerado sostenible.

As? lo explic? ayer el secretario general para el Territorio y la Biodiversidad, Antonio Serrano, en la presentaci?n de los resultados preliminares del informe ?El an?lisis de la huella ecol?gica en Espa?a?, elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente.

GRADO DE URBANIZACI?N

Para calcular este indicador de la huella ecol?gica (cultivos, pastos, bosques o ecosistemas acu?ticos necesarios para mantener a una poblaci?n) se tienen en cuenta las hect?reas necesarias para proporcionar el alimento vegetal; la superficie necesaria para pastos que alimenten al ganado; la superficie marina necesaria para producir el pescado; las hect?reas de bosque necesarias para asumir el di?xido de carbono (CO2) que provoca nuestro consumo energ?tico, y la cantidad de hect?reas utilizadas para urbanizar, generar infraestructuras y centros de trabajo.

Por tanto, es l?gico que la huella ecol?gica vaya ligada al grado de urbanizaci?n y que las regiones con m?s territorio y menos pobladas den como resultado un indicador, en apariencia, m?s sostenible.

Por tanto, atendiendo s?lo a este criterio es Arag?n la comunidad aut?noma con una huella ecol?gica mayor (7,25), seguida por Cantabria (7,02), Navarra (6,96) y Madrid (6,75). En el lado opuesto de la tabla estar?an Canarias (5,11), Extremadura (5,50), Andaluc?a (5,63) y Castilla y L?on (5,75).

UN TERRITORIO ?NICO

El secretario general para el Territorio y la Biodiversidad tuvo en cuenta este indicador para asegurar que Castilla y Le?n y Extremadura -tambi?n cit? a Castilla - La Mancha (que tiene una huella de 6,45 hect?reas por persona, situ?ndose en la octava regi?n con m?s huella ecol?gica- como regiones m?s sostenibles, pero en cambio utiliz? el resultado de dividir la huella ecol?gica entre la biocapacidad para asegurar que Ceuta, Melilla, Madrid y Canarias ofrecen el resultado de mayor insostenibilidad. Sobre ?stos ?ltimos lugares se advierten r?pidamente sus condicionantes de escasez de territorio y alta densidad de poblaci?n.

Adem?s, la propia exposici?n de Antonio Serrano reconoc?a que ?si una poblaci?n consume m?s espacio productivo por persona del que posee es porque est? importando recursos de otros territorios?.

Por tanto, y alej?ndonos de esta pretendida descentralizaci?n, lo cierto es que los espa?oles consumimos 2,6 veces m?s recursos, y generamos m?s residuos, que la capacidad de recarga de nuestro territorio.

Y es que, como reconoci? Serrano, ?el crecimiento de la econom?a, que avanza hacia la convergencia en renta per c?pita con la Uni?n Europea, est? acarreando notables costes ambientales?. Y ah? s? que no seguimos la l?nea europea, pues superamos su huella ecol?gica (4,7 hect?reas por persona) y, adem?s, nuestro ritmo de crecimiento del ?rastro? que dejamos en el territorio entre 1995 y 2005 fue del 34%, frente al 14% de media en la UE.

Para ilustrar estos datos, Serrano utiliz? el s?mil de conducir un veh?culo por encima de la l?nea roja de revoluciones; al final, el motor acaba fallando.

A nivel mundial esto significa que se est? utilizando el planeta ?en un r?gimen de sobrerrevoluci?n?. Lo m?s preocupante, seg?n el director general, es que los incrementos en la huella ecol?gica son ?tremendamente elevados?, y en algunos pa?ses los niveles son ?completamente inaceptables?.

As?, un ciudadano de Estados Unidos necesita 9,7 hect?reas para cubrir sus necesidades de consumo, y un japon?s 4,8.

Sin embargo, el dato de Jap?n implica que est? superando en un 560% su capacidad de recarga. Lo cierto es que estos pa?ses, m?s la Uni?n Europea, China (1,6 hect?reas por persona) y la India (0,8) consumen entre todos el 75% de la biocapacidad de la Tierra.

En los ?ltimos a?os, los estudios sobre el estado del planeta ponen ?nfasis en la degradaci?n sufrida por los ecosistemas a lo largo del siglo XX por la sobreexplotaci?n de sus recursos, que ya en el a?o 2003 super? en un 25 por ciento su capacidad regenerativa.

Esto significa que la Tierra necesit? un a?o y tres meses para producir esos recursos.
Por tanto, nos hace falta m?s de un planeta para responder a nuestras necesidades.


La primera vez que se super? ese ?ndice unitario fue en los a?os 80. A finales de los 60, cuando empez? a calcularse, utiliz?bamos dos tercios del planeta, pero ahora la Tierra se nos queda peque?a.

L?MITES DE LA NATURALEZA

La pregunta que subyace es:

?c?mo proporcionar bienestar e igualdad de oportunidades a todas las personas sin exceder los l?mites de la Naturaleza?

En el caso de Espa?a,

Serrano considera que si se cumple el 80 por ciento de los objetivos de las medidas tomadas por el Ministerio de Medio Ambiente en esta legislatura, la huella ecol?gica de nuestro pa?s en 2020 se mantendr?a en los niveles del a?o 2005.

Y s?lo disminuir?a en el caso de que se produjera un cambio social.

Precisamente ese cambio se analiza en el estudio ?El comportamiento social ante el desarrollo sostenible?, elaborado por el Observatorio de Prospectiva Tecnol?gica Industrial y por Valora Consultores.

Plantea tres escenarios en Espa?a en el horizonte 2025, que depender?n fundamentalmente de la actitud de los ciudadanos y de los agentes econ?micos, sociales y pol?ticos. El estudio augura un escenario ?azul? propicio para dar respuesta a la exigencias del desarrollo sostenible y un escenario ?depredador? dominado por la ausencia de criterios sostenibles.

En nosotros est? la elecci?n.

>ozono21

ozono21 Blogs
ozono21 videos
ozono21 diccionario</span>

Tags: aire, contaminacion, medioambiente, ozono21, polucion, salud

Comentarios